Posted by comunicacion on September 05, 2017

Advierte que países de altos ingresos regulan los programas de alto costo y han constatado que intereses comerciales inducen al consumo y aumento de la venta de sus medicamentos.

Santo Domingo.- El Ministerio de Salud aseguró este martes que los pacientes diagnosticados de cáncer con recomendación de tratamiento con Lenalidomina no están desprotegidos, pues el Programa de Medicamentos de Alto Costo entrega otros fármacos, les da seguimiento,solicita la reevaluación de los casos y ofrece otras opciones disponibles a pacientes que califican para otras terapias.

“En cumplimiento de su rol y misión como garante de salud de los ciudadanos, a través del Programa de Medicamentos de Alto Costo, el Ministerio ha aumentado la cobertura en terapias contra el cáncer, como parte de las acciones del Gobierno para apoyar a las familias y personas de bajos recursos diagnosticadas con enfermedades de alto costo y complejidad”, explica en un documento.

En ese orden, aseguró quemiles de dominicanos y dominicanas reciben del Gobierno, sin costo directo de bolsillo, tratamientos para el cáncer, incluidas las terapias más costosas para tratar el cáncer avanzado. En su mayoría estos medicamentos solamente son costeados por el Ministerio de Salud, debido a que no están en cobertura de los seguros médicos.

En la actualidad las terapias para cáncer tienen costos que oscilan entre los RD$ 70,000 y RD$ 400,000, cada 14, 21, 28 o 30 días por paciente. Son  frecuentes los casos en que esa inversión oscila entre RD$800,000 o más de RD$5 millones por paciente al año, según sea su indicación.

El ministerio de Salud añade que a enero de 2017 el Programa alcanzó una cobertura de 14 mil 522 beneficiarios de medicamentos de alto costo, lo que ha sido posible gracias al aumento del presupuesto,de 1 mil 486 millones de pesos en 2016 a 1 mil 986 millones de pesos en 2017.

Otras causas que han favorecido el acceso de personas en situación económica vulnerable a los medicamentos de alto costo son las estrategias del Ministerio de Salud mediante eldesarrollo de protocolos para el manejo de las enfermedades de alto costo y complejidad, así como al fortalecimiento del Comité Técnico conformado por especialistas de alta calificación en cada área.

Asimismo, a la negociación de precios a través de estrategias de compras locales y de la Compra Conjunta a través del Consejo de Ministros de Salud y de Centroamérica y República Dominicana (COMISCA) la cual representa un ahorro entre 5% y 75% vía reducción de precios,lo cual se ha traducido en un mayor acceso a medicamentos a la población.

En la actualidad el Ministerio enfocasus esfuerzos en mantener la sostenibilidad de los tratamientos que provee a los ciudadanos y ciudadanas afectados por cáncer y otras enfermedades de alto costo y complejidad, por lo que aplica estrategias para  garantizar la calidad, el uso racional de los medicamentos y la seguridad de los pacientes.

Dijo que en caso específico del  tratamiento de enfermedades hemato-oncológicas el Programa ha tenido importantes avances en los últimos años y una inversión superior a los 769 millones de pesos entre finales de 2014 y la fecha.

En la actualidad, se dispone de varios medicamentos, tales como Rituximab, Imatinib, Nilotinib, Dasatinib, para el manejo de linfomas y leucemias; Azacitidina, para el Síndrome Mielodisplásico, así como medicamentos para el Mieloma múltiple, tales como el Bortezomib y la Lenalidomida”; yagregó:

“La Lenalidomida está en proceso de re-abastecimiento para ser dispensada a través del Programa de modo regular, lo cual ha implicado un gran esfuerzo técnico para la justificación de aumento de su presupuesto anual de compra, sin afectar las terapias de otros beneficiarios del programa”. La implementación de esta estrategia conlleva  una inversión inicial superior a los RD$132 millones.

Expuso que el Programa se ha mantenido en contacto con pacientes y médicos tratantes. Los pacientes estables se mantienen en seguimiento médico y si hay cambios que impliquen alguna alerta, hasta el momento se han tomado las medidas de lugar, según los reportes recibidos.

Además, mantiene en vigilancia los pacientes que han terminado su ciclo de tratamiento y otros que habían sido suspendidos por reacciones adversas, intolerancia o falta de respuesta al tratamiento.

Del mismo modo, el Programa, ha estado en coordinación con la Sociedad Dominicana de Hematología y la Fundación de Pacientes con Mieloma Múltiple, sosteniendo reuniones y dando informe sobre avances obtenidos.

Es importante resaltar, agrega el Ministerio de Salud en su documento de prensa, que la Lenalidomida no es el único tratamiento útil para el manejo del mieloma múltiple ni tampoco es una terapia continua en todas sus indicaciones, pues en muchas ocasiones este medicamento se suspende por situaciones clínicas o efectos adversos; y luego se reinicia.

En la mayoría de los países de la región-añade-la Lenalidomida se utiliza cuando otros tratamientos fallan, como una de las últimas opciones terapéuticas para tratar esta enfermedad, por su muy alto costo, sus altos riesgos de uso y reacciones adversas.

Para poder mantener la Lenalidomida en esquemas de tratamiento público, de modo sostenible, varios países, incluyendo países ricos, han tenido que implementar mecanismos de uso estricto del producto y estrategias de negociación de precios con la industria farmacéutica.

Aseguró que es necesario evitar situaciones de inducción de uso de medicamentos de alto costo, en esquemas muy tempranos, saltando líneas terapéuticas iniciales, así como en indicaciones no aprobadas o experimentales, lo cual afecta a los pacientes y los sistemas de financiamiento de medicamentos, siendo esta situación insostenible.

Se ha establecido que estas situaciones son promovidas por interesados particulares como parte de sus estrategias para aumentar la venta y consumo de sus productos.

En la República Dominicana, no obstante, este medicamento se adquiere a través de procesos competitivos como es la licitación pública nacional. Los precios históricos de compra en el país, son superiores a los países de la Región, alcanzando casi el doble de precios que en países como Colombia y mayores a los de Centroamérica. El costo promedio a nivel privado es de 426 mil pesos mensuales (por 21 capsulas) y un costo anual de más de 5 millones de pesos por paciente.

Como parte de las medidas a ser implementadas, dijo, se exploran estrategias para fortalecer los programas de trasplante de médula ósea, debido a que esta intervención garantiza un mejor pronóstico en pacientes con estas condiciones, que califican para este procedimiento.

 

 

Dirección General de Comunicación Estratégica

Distrito Nacional, República Dominicana;

5 de septiembre, 2017.-