Posted by comunicacion on May 01, 2018

Santo Domingo.- Las principales instituciones de salud nacional con la colaboración de organismos internacionales, concientes de la importancia de la reducción de la mortalidad materna e infantil, sobre todo la neonatal en la República Dominicana, celebraron los días 10, 11 y 12 de abril pasado, un encuentro con el objetivo de establecer un plan que permita su reducción.

Al constituir la reducción de la mortalidad materna y neonatal una prioridad nacional y un desafío para el sector salud y toda la sociedad, se enfatizó el compromiso de disminuir las muertes maternas y neonatales, establecido en el marco de las Metas Presidenciales.

Como resultado de un análisis sobre la evitabilidad de la mortalidad materna del año 2017, el 88% se identificaron como evitables y el 85% de las mismas está relacionado a inadecuada atención. Entre las principales causas de muertes maternas, se encuentra en primer lugar la hipertensión del embarazo (36%); seguido de la hemorragia antes del parto, parto y post parto (10%); el embarazo terminado en aborto (9%) y la sepsis (5%).

Por otro lado, entre las principales causas de muertes en el periodo neonatal están las siguientes: Síndrome de distress respiratorio del recién nacido, sepsis neonatal, hipoxia y asfixia al nacimiento, neumonía congénita y malformaciones congénitas no especificadas las cuales representan el 75% de todas las causas de muertes neonatales. Un aspecto a resaltar es el relacionado a la proporción de partos terminados en cesáreas que resultó en un 46% en el sector público y mayor de 87% en el sector privado, muy por encima del estándar de 10% recomendado por la Organizaación Mundial de la Salud (OMS).

Tomando en consideración la importancia de estos indicadores, en las Metas Presidenciales 2016-2020 se establecieron los siguientes indicadores: Mortalidad Materna 70 x 100,000, Mortalidad Infantil 18 x 100,000 y Embarazo en Adolescentes 20%.

El Ministerio de Salud y el Servicio Nacional de Salud (SNS) con el apoyo de organismos de cooperación internacional, pondrán en marcha el “Plan de acción actualizado para acelerar la reducción de la mortalidad materna y neonatal”, correspondiente al periodo mayo 2018- diciembre 2020, como respuesta para enfrentar la situación actual y enfocar el rumbo hacia el logro de las metas su reducción. Es importante ponderar que dicho Plan, consta de cuatro líneas estratégicas, la primera, relacionada con la ampliación de la cobertura efectiva en salud reproductiva, materna y neonatal, enfocada en el mejoramiento de la calidad y en las principales causas de morbilidad y mortalidad materna (directas e indirectas) y neonatal.

Además una relacionada con la disponibilidad de una red de recursos humanos calificados, integrados y adecuadamente distribuidos. Garantizar presupuesto para las intervenciones efectivas clave de promoción, prevención y atención a las emergencias obstétricas y neonatales, está contenida en la tercera y por último, la implementación de la vigilancia - respuesta tanto institucional como social de la mortalidad materno-neonatal. Informe sobre mortalidad Neonatal del Hospital Regional Jaime Mota de Barahona En lo concerniente a los casos recientes de mortalidad neonatal ocurridos en el hospital Regional Jaime Mota de Barahona, una comisión del Ministerio de Salud y del Servicio Nacional de Salud realizó una investigación para evaluar la situación de los casos reportados de muertes neonatales en la semana del 23 al 27 de abril. Como resultado, se determinó lo siguiente:

La ruptura prematura de membranas, la prematuridad y el bajo peso fueron las condicionantes que produjeron el fallecimiento de cinco de los siete casos. Se encontró una baja aplicación de los protocolos neonatales oficializados por el Ministerio de Salud. Se evidencian debilidades en el laboratorio clínico y departamento de imágenes.

Y existe un equipamiento parcial de las áreas de atención neonatal. Según lo revisado en los expedientes clínicos, no se evidencia la presencia constante de médicos especialistas durante las 24 horas. No se utilizan en los expedientes clínicos las herramientas básicas de atención materna neonatal, tales como el parto grama, historia clínica perinatal o toma constante de signos vitales.

No se cumple con las normas de bioseguridad en las áreas de preparto, parto, recepción de recién nacidos, cirugía y unidad de cuidados intensivos. Ante esta situación las autoridades nacionales adoptan las siguientes medidas:

• Intervención inmediata del Hospital Jaime Mota por parte del Servicio Nacional de Salud (SNS).

• Designación de médicos especialistas del área. • pacitación del personal de salud (reanimación avanzada, bioseguridad y protocolos de atención, entre otros).

• Priorización de las áreas de atención materna neonatal en la reconstrucción de la infraestructura.

• Completar el equipamiento del laboratorio y de las áreas neonatales. • Acciones generales para el cumplimiento de las herramientas básicas para la atención materna neonatal (Parto grama, historia clínica perinatal, hoja de signos vitales) Las autoridades de salud esperan un mayor compromiso de su recurso humano, a los fines de que las medidas que se adoptan tanto en el establecimiento de salud de referencia hoy, como en toda la Red Única Pública, impacten favorablemente en la reducción de la mortalidad materna y neonatal.

 

Comunicaciones SNS y MS 01 de mayo 2018